Connect with us

Ciclismo

Cataldo se queda con la etapa y Carapaz sigue de rosa

Published

on

El italiano Dario Cataldo (Astana) triunfó este domingo al esprint por delante de Mattia Cattaneo (Androni) en la decimoquinta etapa del Giro de Italia, de 232 kilómetros, entre Ivrea y Como, en la que el ecuatoriano Richard Carapaz (Movistar) reforzó la “maglia” rosa de líder.

Cataldo arrebató el triunfo a Cattaneo tras una fuga de más de 200 kilómetros, en una etapa en la que Carapaz acabó quinto e incrementó a 47 segundos su ventaja en la general sobre el esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma), que cedió tiempo tras pinchar a unos veinte kilómetros de la meta y después se salió en una curva.

Carapaz, primer ecuatoriano en vestir la camiseta rosa en la historia del Giro, suma además un minuto y 47 segundos de ventaja sobre el italiano Vincenzo Nibali (Bahrein), tercero, con el que fue protagonista de un gran ataque en la última subida al Civiglio.

Si el sábado fueron ocho los corredores que atacaron al comienzo de la etapa, este domingo solo dos decidieron buscar la gloria, Cattaneo y Cataldo. Y su tremendo esfuerzo físico llegó a tener premio.

Con gran compromiso, la pareja de atacantes consiguió resistir y tras 220 kilómetros en la bicicleta, llegaron a la última subida, al Civiglio, con casi cuatro minutos de ventaja sobre un grupo en el que empezaban a llegar sorpresas.

Tras intercambiar señales en la subida a la Colma de Sormano, con Nibali o el británico Simon Yates (Mitchelton Scott) que dieron unos ataques, el grupo vio como, a pocos cientos de metros del Civiglio, Roglic pinchara una rueda de su bicicleta y fuera obligado a pararse.

Afortunadamente por él, el esloveno tenía a su lado un compañero del Jumbo Visma que le cedió su bicicleta. Sin embargo, perdió muchos metros y fue obligado a apretar con fuerza para recortar distancias con los demás “grandes”.

Roglic, Carapaz, Yates o Nibali llegaron juntos al Civiglio, a 11 kilómetros del final, con el equilibrio todavía intacto, mientras que Cattaneo y Cataldo veían acercarse la línea de meta y todavía tenían 2 minutos y 45 minutos de ventaja. Las opciones de ganar la etapa se hacían cada vez más importantes.

En el grupo, atacó primero Yates, pero Nibali y Carapaz le alcanzaron; con ellos también estaba el británico Hugh Carthy (EF), que acabó la etapa en la cuarta posición.

Más atrás, Roglic pagó por su cambio de bicicleta. Encaró la subida y la bajada sin poder contar con su bici y terminó saliéndose de una curva en la bajada del Civiglio, lo que le hizo perder muchos segundos con respecto a Yates, Carapaz o Nibali, que iban lanzados.

En los últimos metros, Cattaneo y Cataldo lanzaron el esprint. Lo ganó Cataldo por pocos centímetros ante un Cattaneo que, muy cansado, estuvo al borde de las lágrimas al finalizar la carrera.

El podio lo completó Yates, que fue segundo el sábado y tercero este domingo, mientras que Carthy entró cuarto y Carapaz y Nibali fueron quinto y sexto respectivamente.

La nueva general ve ahora a Carapaz líder con 47 segundos de ventaja sobre Roglic y un minuto y 47 sobre Nibali. El polaco Rafal Majka (Bora) está a dos minutos y 35 segundos mientras que el español Mikel Landa (Movistar) está a tres minutos y quince segundos.

Este lunes los corredores disfrutarán de un día de descanso, el último antes de encarar las últimas seis etapas del Giro. Este martes habrá una prueba de 194 kilómetros que unirá a Lovere y Ponte di Legno.

Faltará la escalada al Paso Gavia, que era la Cima Coppi de esta edición con sus 2.628 metros de altura y que fue suprimida por los organizadores del Giro a causa del alto riesgo de aludes.

EFE

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciclismo

Fuglsang corona su segundo Criterium de Dauphinè

Published

on

El danés Jakob Fuglsang (Astana), subcampeón olímpico en Río 2016, volvió a ganar, dos años después, el Criterium de Dauphinè (Francia), tras salvar los escasos ataques de sus rivales en la octava y última etapa, en la que el holanés Dylan van Baarle batió al esprint a su compañero de fuga, el australiano Jack Haig.

Fuglsang ganó la carrera que sirve de antesala al Tour de Francia con 20 segundos de ventaja sobre el estadounidense Tejay Van Garderen (Education First) y 21 sobre el alemán Emanuel Buchmann (Bora). Nairo Quintana acabó novena.

El británico Adam Yates, que tomó la salida como segundo en la general a solo 8 segundos de Fuglsang, se vio obligado a abandonar cuando faltaban 50 km, víctima de un proceso febril, según explicó el equipo Michelton.

El Dauphinè terminaba con una etapa corta, de 113,5 km entre Cluses y Champery (Suiza), pero con siete puertos de montaña: dos de primera, uno de segunda y cuatro de tercera.

La distancia entre los tres primeros de la general era tan estrecha que todo estaba en el aire.

La Cota de Rond, de segunda, en el km 14, formó la escapada del día, a la que se sumaron Dylan van Baarle (Ineos), Jack Haig (Mitchelton), Julian Alaphilippe (Quick Step), Felix Grossschartner (Bora), Carlos Verona (Movistar), Sébastien Reichenbach (Groupama), Sepp Kuss (Jumbo), Julien Bernard (Trek), Carl Fredrik Hagen (Lotto), Hermann Pernsteiner (Bahrain), Alessandro De Marchi (CCC) y Warren Barguil (Arkea), Nils Politt (Katusha).

El equipo Ineos, tal vez pensando en un ataque de Wout Poels, ganador de la séptima etapa y a solo 20 segundos del líder, asumió las tareas de caza en el pelotón, con la ayuda posterior del Movistar.

El holandés Van Baarle y el australiano Jack Haig saltaron de la escapada para formar la punta, con Alaphilippe y Hagen en su persecución, 30 segundos por detrás a 10 km de meta. El pelotón con los favoritos circulaba a 1:51 y había renunciado a la victoria de etapa.

Faltaba un solo puerto, el monte de Champery, de tercera, a 4,5 km de la llegada, pero nadie se movió en el grupo de favoritos. Fuglsang resolvió el trámite sin problemas y la pareja de adelantados pudo jugarse la victoria de etapa sin ninguna presión por detrás. Van Baarle lanzó el esprint y lo ganó.

El reducido grupo de favoritos arribó a la meta 1:59 minutos después que el ganador.

EFE

Continue Reading

Ciclismo

Wout Poels ganó la etapa y Nairo salió del top 10 en el Dauphinè

Published

on

El holandés Wout Poels consiguió su decimonovena victoria profesional al imponerse en la cima del Monte Pipay que remataba la séptima etapa del Criterium de Dauphinè, y el danés Jakob Fuglsang (Astana) se vistió de líder en la penúltima jornada.

Poels, ganador de la clásica Lieja-Bastoña-Lieja, cazó al dúo delantero que formaban Fuglsang y el alemán Emanuel Buchmann a 200 metros del arco de llegada y los dejó clavados, aunque el danés también obtuvo premio. Se enfundó el maillot amarillo de líder, con 8 segundos de ventaja sobre el británico Adam Yates, que entró sexto, a 10 segundos del ganador.

El colombiano Nairo Quintana lo intentó en el último puerto, pero terminó pagando el esfuerzo y perdió 46 segundos, saliendo del top-10 de la general.

La jornada empezó con el abandono de cinco corredores: Davide Ballerini (Astana), Jens Debusschere y Mads Würtz Schmidt (Katusha-Alpecin), André Greipel (Arkea-Samsic) y Tom Dumoulin (Sunweb), todos pensando ya en el Tour de Francia.

Transcurridos los primeros 20 km, 22 corredores formaron la escapada del día, pese a que el parte meteorológico anunciaba serias tormentas de lluvia y viento.

La nómina de fugados presentaba a Gianni Moscon y Dylan van Baarle (Ineos), Jack Haigh y Damian Howson (Mitchelton-Scott), Mikaël Chérel (AG2R), Julian Alaphilippe y Philippe Gilbert (Deceuninck-Quick Step), Felix Grossschartner (Bora-Hansgrohe), Alexey Lutsenko y Magnus Cort (Astana), Jesper Hansen (Cofidis), Rubén Fernández (Movistar), Lennard Hofstede (Jumbo-Visma), Niklas Eg y Edward Theuns (Trek-Segafredo), Michael Woods (Education First), Rémy Mertz (Lotto-Soudal), Mark Padun (Bahrain-Merida), Joey Rosskopf (CCC), Quentin Pacher (Vital Concept), Kevin Ledanois (Arkea-Samsic) y Rob Power (Sunweb).

La presencia de Lutsenko en la fuga obligó al Michelton del líder Adam Yates a trabajar en el pelotón. El kazajo estaba a solo 30 segundos en la general.

Alaphilippe y Hofstede se adelantaron a sus compañeros de fuga y caminaron juntos pese a que éste último sufrió una caída. A 46 km de meta tenían 4:20 sobre el pelotón. El francés, una vez que obtuvo puntos para la montaña, se relajó. Arriba quedaron Lutsenko y Woods, que pasaron bajo la pancarta del Col de Marcieu con 25 segundos sobre sus perseguidores y 2 minutos sobre el pelotón.

Lutsenko, que durante muchos minutos fue líder virtual, se quedó solo en el descenso bajo la lluvia, pero cedió para integrar el quinteto delantero.

A 15 km del final, en pleno ascenso al monte de Pipay, en cuya cima estaba la meta, la ventaja de los escapados rondaba el minuto sobre un pelotón del que tiraba el Movistar de Nairo Quintana. Con 11 km por delante, el colombiano lanzó un ataque y a su rueda se pegó el polaco Michal Kwiatkowski, campeón mundial cinco años antes.

El Astana echó abajo el ataque de Quintana, pero Kwiatkowski se unió al dúo delantero, formado por Lutsenko y Woods.

A 4 km de la cima saltó Fuglsang, pero el resto de favoritos no le dieron permiso. Tampoco a Bardet, que lo intentó a continuación. Pero la sucesión de ataques dejó sin piernas a Quintana. Cuando Fuglsang redobló su intentona a 1,5 km y ganó unos metros junto a Buchmann, el líder Yates tuvo que dar la cara.

La pareja de arriba parecía en condiciones de jugarse la etapa en un mano a mano, pero Poels llegó por detrás para robarles la victoria.

El Dauphinè termina este domingo con una etapa corta, de 113,5 km, pero con siete puertos de montaña: dos de primera, uno de segunda y cuatro de tercera. EFE

Continue Reading

Ciclismo

Alaphilippe gana la sexta etapa y Yates sigue líder

Published

on

El francés Julian Alaphilippe (Deceuninck Quick Step) sumó la décima victoria de la temporada en la sexta etapa del Dauphiné disputada entre Saint-Vulbas y Saint-Michel-de-Maurienne, la más larga de la presente edición con 229 kilómetros, primera toma de contacto con la montaña en la que retuvo el maillot amarillo el británico Adam Yates (Mitchelton).

Alaphilippe se impuso en un esprint entre dos al austríaco Gregor Mühlberger (Bora) después de más de 6 horas sobre la bicicleta. La tercera plaza fue para el otro protagonista de la escapada del día, el italiano Alessandro de Marchi (CCC), a 25 segundos.

El pelotón con los favoritos no entró a la pelea en vísperas de las grandes etapas de montaña y los grandes de la general se guardaron las fuerzas para el fin de semana. El gran grupo, compacto, acabó a 6 minutos del ganador sin cambio alguno.

Este sábado será otra historia, pues esperan 4 puertos muy serios. Será la primera gran batalla, a la que los “gallos” llegan igualados, con Adam Yates al frente, con 4 segundos sobre el belga Dylan Teuns (Bahrain) y 6 respecto al estadounidense Tejay Van Garderen (Education First). Hasta los 40 segundos se aprietan los Fuglsang, Kruijswijk, Pinot, Nairo Quintana y Wout Poels.

La historia de la etapa la escribieron pedalada a pedalada desde el kilómetro Julian Alaphilippe, Gregor Mühlberger y Alessandro De Marchi. Una fuga de alto calibre e ideas ambiciosas. Enseguida abrieron diferencias y llegaron a tener 15 minutos de ventaja.

Alaphilippe, de 27 años, salió dispuesto a cumplir sus objetivos, que no eran otros que puntuar en los ocho puertos del recorrido para enfundarse el maillot de la montaña y apuntarse la décima victoria de su gloriosa temporada. La jugada le salió perfecta al ciclista de Saint-Amand-Montrond, rey de las cumbres en el Tour 2018.

Mientras los favoritos rodaban tranquilos al no peligrar los puestos de la general, delante hubo entendimiento hasta la última subida, el Col de Beaune (2ª), con la cima a 8 kilómetros de la meta de Saint-Michel-de-Maurienne, una subida inédita donde se acabaron las caricias y empezaron los golpes.

Subiendo lo intentaron los tres escapados. Tras un intercambio de ataques quedó descolgado De Marchi y se fueron por delante Alaphilippe y Mühlberger. El galo trató de largarse en el puerto, pero el austríaco le paró los pies. Por lo tanto supo que se la tenía que jugar al esprint. El ciclista del Bora no quería ese desenlace con “Alaf”, pero no pudo marcharse en solitario.

Así que la recta de meta, con el crono marcando más de 6 horas sobre la bici, puso el escenario para un emocionante esprint a dos. Mühlberger quemó las naves desde lejos, Alaphilippe le respondió y superó por apenas unos centímetros. Los suficientes para sacar las dos manitas.

Era la décima de Alaphilippe y la 36 de su equipo en este curso. Otra victoria que se añade a las dos que logró en el Tour de San Juan, 1 en el Tour de Colombia, Strade, Flecha, San Remo, 2 en la Tirreno y 1 en el País Vasco.

Este sábado se disputa la séptima etapa entre Saint-Genix-les-Villages y Les Sept Laux-Pipay, de 133 Kms, jornada corta pero “matona”, con tres puertos de primera y uno de categoría especial: Épine (1ª, 7,6 kms al 7,2), Granier (1ª, 12 kms al 5,8), Marcieu (1ª, 10,4 kms al 6.1) y Pipay (Especial, 19 kms al 6,9). Primer examen decisivo donde los favoritos se verán las caras. EFE

Continue Reading

Tendencias

Copyright © Habla Deportes. Todos Los Derechos Reservados.