“Hay jugadores que como están bien no les importa el fútbol femenino”: Daniela Arias

0

El fútbol femenino espera su momento para poder comenzar, pero las deportistas siguen su lucha para ser escuchadas y conseguir una liga profesional con un tiempo de duración mayor a tres meses. La defensora de Junior y la Selección Colombia, Daniela Arias, afirmó en Habla Deportes Radio que habría un impulso si reciben más apoyo de sus colegas varones.

Coronavirus: “Para nadie ha sido fácil, pero estamos viendo la luz después de tanta oscuridad, llevando las cosas con paciencia y sacando las cosas positvas, que eso es lo importante al final. Yo estoy pasando mi cuarentena, entrenando dos veces al día porque tenemos un compromiso apenas esto arranque, el objetivo con Junior es quedar campeonas”.

Experiencia en Barranquilla: “Personalmente me encanta Barranquilla. Tengo familia y siempre que vengo me siento bien. Me encanta el ambiente costeño y creo que de mi vida pasada tengo raíces costeñas porque me gusta mucho. Sin embargo también preocupada por lo que está pasando porque las clínicas están llegando a tope y ahora uno sale con el miedo de contagiarse, entonces uno no sale para prevenir ese tipo de cosas, pero de resto la ciudad me encanta”.

¿Cómo ve el arranque del fútbol femenino?: “Bueno, todo es un proceso. No te puedo decir que hemos sido 100 por ciento cobijadas por la Dimayor porque nosotras siempre hemos estado como la última opción. Pero hoy en día ellos deben tener en cuenta al fútbol femenino porque ha dado resultados. Vamos a volver después del masculino, pero que nosotras volvemos, volvemos. Y bueno, de todo lo malo hay que sacar lo bueno, mira el tema del mundial”.

Mundial: “Colombia merece ser una sede a nivel de Latinoamérica a pesar de que tenemos una liga muy corta. Somos una liga que se vende y que a la gente la apasiona. Hemos llenado estadios. Entonces eso puede ser significativo para poder aspirar a la sede del mundial”.

Carta de la Federación: “Bueno, ya ellos corrigieron. Nosotras quedamos campeonas en Lima el año pasado y mira cómo es la cosa. Ósea, esa carta dice que somos una liga estable y que mueve gente, pero nos falta tener una liga con estabilidad, no un torneo de dos o tres meses y parar y mirar después qué otro trabajo conseguimos. Yo tengo mi conciencia de que el fútbol femenino está para grandes cosas y más acá en Colombia. Acá somos potencia a nivel Latinoamérica y Colombia merece que seamos tratadas con dignidad. Nosotras lo merecemos. No pedimos igualdad sino equidad porque sabemos que los hombres nos llevan años. Merecemos ser tratadas como profesionales y eso pedimos. Queremos que nos traten con cariño, que no sea una obligación apoyar a un equipo femenino. A veces nos tratan como un requisito, y nos gustaría que nos vieran con amor”.

Apoyo de futbolistas: “Si nuestros colegas se animaran a alzar más la voz la cosa sería diferente. Obviamente hay que reconocer a los que nos han apoyado. Adrián Ramos no dijo cosas que no son y de verdad agradecemos ese apoyo porque como él son muy pocos. Fue un gesto muy bonito, pero también son conscientes de la situación de las jugadoras. El fútbol masculino hace años atrás pasó por muchas dificultades, pero eso ya pasó. Ahora somos nosotras las que no tenemos una liga estable y queremos que todos los jugadores sean conscientes. No que se vuelvan revolucionarios. Hay jugadores que no les importa, como ellos están bien, no han tenido que pasar por las necesidades que nosotras, entonces no hay ningún problema, pero sí es un gesto muy bonito de los jugadores que levantan la voz”.

Junior: “Lastimosamente la única queja que tengo con Junior es que no hemos firmado contrato. ¿Por qué? Nosotras llegamos tres semanas antes de que comenzara la pandemia y nos hicieron exámenes médicos, pero no alcanzamos a firmar contrato. Hasta el día de hoy Junior nos está respondiendo. Nos están dando la mitad de los sueldos y nos tienen muy bien. Con el equipo no tengo ninguna queja, pero sí el sinsabor de todavía no poder jugar. Hemos sido respaldadas, yo acá no tengo quejas. Desde el día uno que llegué he tenido todo, hidratación, uniforme y hasta mi merienda. Todo como una jugadora profesional y eso sí se lo aplaudo a Junior, porque de los equipos en los que he estado Junior sobresale”.