La pelota está manchada, por Juan Salvador Bárcena

0

Una pandemia que nos tiene enredados, aburridos, quebrados y con cero entretenimiento deportivo en el país.

Tenemos un fútbol frenado por plata y no por manejo. Por la ineficiencia de una gestión que se ha politizado, que no ha podido encontrar el rumbo hace dos administraciones y que tiene afectado directamente la economía, la tranquilidad y la pasión que desconecta a los hinchas de los problemas, que hoy son muchos. Hoy no arranca el fútbol porque para otros es mejor negocio no jugarlo.

Cuesta creer que un hecho tan grande como el FIFAGate, no tenga repercusión en nuestro país, cuesta creer que la cabeza de ese escándalo en Colombia no ha pagado un solo día de cárcel y cuesta creer que una multa impuesta por esa cantidad a la FCF, sea respondida diciendo que no tiene validez por cómo fue la notificación.

Estamos cansados de que la dirigencia del fútbol en el país eluda los problemas más que Luis Díaz a sus rivales. Para todo hay una excusa y respuesta legal que soporte evadir los mismos y que una federación pida un Mundial Femenino como cortina de humo para tapar este problema, con errores básicos en la solicitud, como decir que fuimos sede de unos Panamericanos, donde el planeta entero sabe que fue en Lima, Perú.

Mucha prensa es alcahuete de esta dirigencia, hablan poco en sus espacios de esto y los que sí hablamos, tenemos hasta veto en los medios para poder cubrir el fútbol de la Selección Colombia, pese al sacrificio que representa seguirla a eventos como Copas América o mundiales de fútbol. Muchas veces nos toca rogar para recibir una credencial pese a estar en el radar periodístico hace un tiempo.

Estamos podridos los hinchas y la prensa que lucha por salir adelante y producir, porque una dirigencia que se dedica a defender lo indefendible y a vetar a los que informan con la verdad.